keyboard_arrow_uptop
2023 SABR Analytics Conference Research Awards: Voting Open Now!
Image credit: Tommy Gilligan-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

A principios de junio, hicimos una revisión de los jugadores que tenían las mayores diferencias, positivas o negativas, entre su BABIP de la primera mitad de 2022 y su BABIP promedio entre 2018-2021. De esa revisión obtuvimos el siguiente cuadro con los jugadores más extremos del espectro:

Nombre BABIP 2018-2021 BABIP 2022 Delta BABIP
Christian Walker .280 .187 -.093
Willy Adames .325 .243 -.082
Giancarlo Stanton .316 .240 -.076
Juan Soto .314 .243 -.071
Max Muncy .256 .190 -.066
Javier Báez .325 .263 -.062
Kyle Schwarber .266 .206 -.060
Anthony Rizzo .267 .211 -.056
Byron Buxton .281 .226 -.055
Corey Seager .297 .242 -.055
Whit Merrifield .322 .269 -.053
Miguel Cabrera .326 .356 .030
Brandon Drury .274 .305 .031
Eugenio Suárez .287 .318 .031
Rafael Devers .321 .353 .032
C.J. Cron .302 .336 .034
Lourdes Gurriel Jr. .330 .365 .035
Manny Machado .297 .332 .035
Randal Grichuk .282 .321 .039
Paul Goldschmidt .342 .382 .040
Xander Bogaerts .339 .389 .050
Dansby Swanson .316 .379 .063

Aquellos con el Delta BABIP negativo fueron considerados candidatos a bajo rendimiento en esa área ya que, la mayoría de las veces, los jugadores mantienen su BABIP durante su carrera. De manera análoga, los de desempeño superior tuvieron un Delta BABIP positivo.

En ese momento, la idea era que había una probabilidad de que volvieran a sus registros habituales, con el impacto correspondiente en la producción. Bueno, es hora de averiguarlo.

Los candidatos a bajo rendimiento

Para examinar los resultados, busqué el OPS de la primera y la segunda mitad de cada uno de los once jugadores con delta BABIP positivo, como podemos ver en el siguiente cuadro:

Nombre BABIP 2018-2021 1 Mitad 2022 BABIP 2 Mitad 2022 BABIP 1 Mitad 2022 OPS 2 Mitad 2022 OPS Delta OPS
Christian Walker .280 .187 .337 .804 .896 .092
Willy Adames .325 .243 .321 .756 .771 .015
Giancarlo Stanton .316 .240 .190 .759 .633 -.126
Juan Soto .314 .243 .261 .853 .808 -.045
Max Muncy .256 .190 .282 .713 .858 .145
Javier Báez .325 .263 .340 .671 .712 .041
Kyle Schwarber .266 .206 .303 .827 .865 .038
Anthony Rizzo .267 .211 .230 .818 .722 -.096
Byron Buxton .281 .226 .345 .832 .750 -.082
Corey Seager .297 .242 .243 .772 .728 -.044
Whit Merrifield .322 .269 .302 .673 .785 .112

Si eres como yo, entonces un gráfico será mejor para mostrarte si la mayoría de estos BABIP de bajo rendimiento de la primera mitad mejoraron su OPS en la segunda mitad. Este gráfico muestra el cambio en OPS de la primera a la segunda mitad. Las barras positivas indican mejora

Seis de los once jugadores que estaban por debajo de su BABIP en la primera mitad mejoraron lo suficiente en la segunda parte de la temporada (en realidad, hicieron regresión hacia el promedio de su carrera) para impactar su OPS y su rendimiento general. Los dos jugadores a los que dirigimos nuestro enfoque, Kyle Schwarber y Max Muncy, estuvieron entre los que mejoraron, siendo este último el jugador con el mayor aumento en OPS de la primera mitad a la segunda.

Es muy interesante que Juan Soto haya tenido un tramo final de temporada más silencioso, según su estándar, después de cambiar de equipo en la fecha límite de intercambios. Aunque en realidad mejoró su BABIP, su producción de poder palideció al hacer la comparación, lo que mantuvo su ritmo lento.

Un caso aparte es Giancarlo Stanton, quien se ha convertido en uno de los bateadores más extremos del juego cuando se habla de los tres resultados básicos, y las pocas pelotas que colocó en juego durante la segunda mitad simplemente no fueron suficientes para generar valor.

Los candidatos a elevar rendimiento

En el otro extremo del espectro encontramos a los jugadores de alto rendimiento, aquellos bateadores que tuvieron un BABIP más alto durante la primera mitad del que registraron en las tres temporadas anteriores. Veamos cómo terminaron su segunda mitad:

Nombre BABIP 2018-2021 1 Mitad 2022 BABIB 2 Mitad 2022 BABIP 1 Mitad 2022 OPS 2 Mitad 2022 OPS 1 Mitad Delta BABIP Delta OPS
Miguel Cabrera .326 .356 .206 .622 .442 .150 .180
Brandon Drury .274 .305 .270 .812 .719 .035 .093
Eugenio Suárez .287 .318 .267 .791 .893 .051 -.102
Rafael Devers .321 .353 .289 .879 .708 .064 .171
C.J. Cron .302 .336 .255 .783 .656 .081 .127
Lourdes Gurriel Jr. .330 .365 .292 .743 .613 .073 .130
Manny Machado .297 .332 .346 .897 .931 -.014 -.034
Randal Grichuk .282 .321 .290 .724 .742 .031 -.018
Paul Goldschmidt .342 .382 .341 .982 .926 .041 .056
Xander Bogaerts .339 .389 .314 .833 .800 .075 .033
Dansby Swanson .316 .379 .298 .776 .700 .081 .076

Como antes, simplifiquemos este cuadro con un gráfico:

Los resultados aquí son más evidentes: ocho de los 11 bateadores que estaban superando su BABIP de tres temporadas anteriores durante la primera mitad vieron caer su OPS en la segunda mitad, cuando su BABIP comenzó a retroceder hacia su media.

La caída en picada de los números de Rafael Devers se hizo notoria, especialmente porque él fue parte de la razón por la cual la ofensiva de los Red Sox fue muy baja. Brandon Drury también descendió drásticamente después de dejar el cómodo Great American Ballpark en Cincinnati por el Petco Park en San Diego, lo que nos hace preguntarnos si 2023 podría ser difícil para él o si solo era cuestión de adaptarse a un nuevo equipo.

C.J. Cron fue otra gran fuente de preocupación. Después del Juego de Estrellas, su producción fue una sombra de lo que logró en la primera mitad, al punto que estuvo casi un 50% por debajo del valor de un reemplazo durante los últimos meses.

Creo que podría valer la pena profundizar en las otras métricas periféricas para estos bateadores, de forma individual, porque existe la posibilidad de que estas tendencias descendentes continúen por un tiempo, lo que obstruiría el valor que estos jugadores podrían ofrecer para el próximo año.

En términos generales, esta revisión particular también podría ser otra herramienta en la caja de utensilios que puede ser parte de nuestro análisis durante la temporada y ayudarnos a determinar jugadores para obtener vía intercambio o jugadores de quienes deshacernos antes de que su valor se agote.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe