keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: Jeff Curry-USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez

Es un momento extraño para ser Jed Hoyer.

En primer lugar, los Chicago Cubs están en medio de una reconstrucción autoimpuesta. Su récord de 71-91 no proviene de la nada. Ellos nos lo trajeron, especialmente después del mercado de traspasos, cuando dejaron marchar a algunos de sus mejores jugadores.

Y no se ve la luz al final del túnel. No es como si los Cubs tuvieran una ola de jóvenes talentos, incluso después de traspasar a Javy Báez y otros, procedente de las playas del lago Michigan en el futuro cercano. Baseball America tiene a los Cubs en su ránking de talento ubicado en la 24ª posición de 30 equipos después del cierre del mercado, y en todo caso, quizá sea demasiado alto.

Aún así, los Cubs tendrán jugadores que pueden ayudar a tu equipo de fantasía en 2022. Todos los equipos en reconstrucción pueden. E incluso para un ejecutivo que juega al estilo de Hoyer, si buscamos en las entrevistas de la gerencia podemos encontrar información que puede ayudar a planificar tu temporada de fantasía 2022.

Normalmente, cuando un jugador tiene una temporada salida de la nada como Frank Schwindel, hay muchas razones para ser escépticos el año siguiente. Primero, Schwindel tiene 29 años, así que ningún equipo lo considerará una pieza para construir a largo plazo – lo que significa que cualquier bajón de rendimiento podría hacer que pierda el puesto en favor de un prospecto más joven y con más futuro. Un equipo aspirante podría ver su ratio de pasaportes de solo el 6.2% y no registro real de temporadas con OPS de 1.000, y bueno, dejaría de mirar.

¿Pero estos Cubs?

“Verlo, la manera en la que juega, la energía con la que juega, la manera que gestionó sus turnos al bate”, decía Hoyer. “Ya sabes, la habilidad para batear con potencia sin poncharse demasiado fue realmente especial, y no podía estar más feliz por él en su situación, salir ahí fuera y demostrar lo que vale. Creo que Frank va a ser una parte importante de nuestro equipo el año próximo. No voy a decir que estamos haciendo nuestras alineaciones o estudiando jugadores en diferentes posiciones pero estoy verdaderamente contento de que esté en nuestro equipo el próximo año. Y creo que va a tener un papel importante”.

Yo también, Jed. Cualquier regresión que estés planeando para Schwindel, apúntala en 600 turnos al bate. Eso es significativo en ligas profundas o en ligas de la Liga Nacional, donde el volumen puede ser difícil de encontrar.

Notablemente, Hoyer telegrafió el movimiento de Wade Miley en su conferencia de prensa, diciendo que “nuestra rotación titular simplemente no ha sido lo suficientemente buena este año para competir”. Poco después, hablando específicamente del pitcheo, apuntó que “tenemos dinero para gastar.” Que un jugador llegado de la lista de descartes para asignación o waivers podría convertirse, con toda probabilidad, en el abridor del próximo Día Inaugural es casi tan inexplicable como que un equipo en la división de Chicago lo deje escapar gratis.

Pero Hoyer añadió rápidamente que es importante no intentar “ganar la temporada baja” (aunque, quiero decir, ganarla parece bueno generalmente) y dijo: “Tenemos muchos agujeros que rellenar en esta plantilla. Tenemos que mejorar en muchas áreas. Así que creo que seremos activos, pero creo que necesitamos ser activos de una manera que sintamos que vamos a conseguir el valor apropiado para los dólares que gastamos, y también asegurarnos de que no nos vamos a poner las cosas difíciles en el futuro con gastos que realicemos”.

Si eso suena como que los Cubs están listos para buscar más de cinco años a un lanzador abridor, bueno, quizá soy el único que lo piensa. Este no es un equipo que busque un serpentinero del estilo de Marcus Stroman. Puedes esperar tipos como Justin Steele, Alec Mills e incluso Adbert Alzolay (aunque los Cubs le movieron al bullpen al final de la temporada) aportando entradas como abridores. Esto parece particularmente cierto para Mills, que también se llevó el tratamiento “es una parte importante de nuestro equipo” de Hoyer. De todos esos jugadores, sin embargo, personalmente me quedo con Alzolay. Pero si te sientes valiente, podrías apostar por Brailyn Márquez, aunque Dios sabe que sus hombros me asustan.

En cuanto a Nico Hoerner, las palabras de Hoyer reforzaron lo que parecía bastante obvio al final del mercado de traspasos: la adquisición de Chicago de Nick Madrigal de, um, Chicago, significó que Hoerner ya no tenía una posición tradicional.

Pero en un equipo de los Cubs con muchos agujeros, la flexibilidad posicional de Hoerner debería hacerlo útil en muchas posiciones. Hace buen contacto y demostró que puede batear para un buen promedio. Incluso entre lesiones que lo limitaron en 2021, registró una línea de .302/.382/369, aunque en solo 170 turnos al bate.

“Fue una temporada frustrante [para Hoerner] en muchas maneras, pero también creo que fue capaz de demostrarse a sí mismo, creo que sabe el impacto que puede tener en las grandes ligas”, dijo Hoyer. “Y es un jugador con mucho impacto. Sabes, podría moverse el año que viene, él sabe que puede que no, y lo acepta. Sabe que su versatilidad es realmente valiosa. Sabe que el juego moderno abraza lo que él hace bien”.

Esta es una manera mejor de pensar respecto a Hoerner: juega en segunda, el campocorto, tercera, y los jardines izquierdo, central y derecho. ¿Ves honestamente jugadores en esta posición en la plantilla de los Cubs, sin mencionar el inminente bateador designado en la LN, que serán jugadores habituales y bloquearán turnos al bate de Hoerner? ¿Estamos tan convencidos de que Patrick Wisdom jugará 150 partidos en tercer? Nick Madrigal también viene de una lesión significativa en segunda base, y ni siquiera sé quién sería el campocorto titular, si no es Madrigal, en este punto. Y eso es antes de que lleguemos al jardín de los Cubs o al bateador designado.

Me parece que deberías esperar tanto versatilidad como volumen de Hoerner en 2022. Ese promedio alto debería venir bien en ligas profundas.

Hay otro apunte que captó mi atención en la conferencia de prensa. Brennen Davis, el principal prospecto de Chicago, recibió este comentario de Hoyer: “Creo que en muchas maneras Brennan, superó nuestras expectativas para este año, ¿verdad? Así que probablemente tengamos que reajustarlas de aquí en adelante.

Davis finalizó el año en Triple-A, posteando una línea de .268/.397/.536 en Iowa. No hay mucho reajuste, en términos de expectativas, más allá de Triple-A salvo las ligas mayores. Estoy muy motivado con Davis respecto a ligas de dinastía, pero suena como que también deberías tenerlo en cuenta en tus planes de 2022.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe