keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: Brett Davis - USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

Esta es la época del año en que el oficio de escribir sobre ligas de fantasía está en su punto más loco. Además del béisbol, hay al menos otras tres ligas deportivas importantes (futbol americano, ​​baloncesto y hockey) que claman por atención junto con el béisbol. ¡Caramba, ya es mitad de temporada en el futbol americano de ligas de fantasía! Antes de que te des cuenta, estaremos hablando sobre posibles enfrentamientos en el Super Bowl.

Sin duda, algunos de ustedes han utilizado el futbol americano de fantasía como distracción para obtener una estudiada ventaja en sus ligas de béisbol de fantasía. Si no lo has hecho, podría ser una buena idea. No hay temporada baja en el béisbol de fantasía, así que si puedo captar su atención durante unos minutos, por favor únase a mí para echar un vistazo a un jugador que me ha sido difícil de precisar.

Evalué a Framber Valdez el año pasado. Fue mi elección como “Lanzador Sorpresa en Ligas de Fantasía” al final de la temporada de 2020. Vamos a revisar lo que pensé la última vez que, con un lápiz digital, escribí sobre él y analizaremos lo que ha hecho y lo que no ha hecho desde ese momento. Luego, decidiremos si el jurado todavía está deliberando sobre este zurdo.

UN 2020 SORPRENDENTE

No hay duda de que Valdez terminó la temporada 2020 con algunos logros sorprendentes, más notablemente su cantidad de ponches y boletos. Valdez elevó su tasa general de ponches de 20.7 en 2019 a 26.4% en la temporada de 2020, mientras que su tasa de boletos cayó de 13.4% a solo 5.6%. Para darte una pequeña referencia basta decir que: un lanzador promedio de la liga en 2020 ponchó al 23.4% y otorgó base por bolas al 9.2% de los bateadores enfrentados.

Sin embargo, no fue la comparación de Valdez con el resto de la liga lo que hizo que su temporada 2020 fuera tan fantástica. Fue como su campaña de 2020 resultó tan diferente a lo que había hecho durante el resto de su carrera profesional. Claro, el zurdo había logrado buenas tasas de ponches en varios niveles en los últimos años. En 2018, ponchó a más del 30% en Doble-A. En 2019, superó el 38% en Triple-A. Ambos se obtuvieron en muestras relativamente pequeñas de menos de 100 entradas, pero no obstante, él se apuntó esos logros.

Además, la verdadera sorpresa fue la abrupta caída en su tasa de bases por bolas de 2019 a 2020, que se produjeron a nivel de Grandes Ligas y en 70 2/3 entradas. Su tasa de boletos del 5.6% fue, con mucho, la mejor de su carrera en cualquier nivel de pelota profesional. Lo más cerca que había estado de tal tasa fue una marca del siete por ciento en 2016, cuando estaba en la Liga de Novatos.

Observé detenidamente estos números al evaluar a Valdez para 2021. ¿Era posible que Valdez igualara la efectividad de 3.57, el WHIP de 1.12 y 76 ponches que logró en 70 2/3 entradas (26.4% o 9.68 K/9) con una correspondiente tasa de bases por bolas de 5.6% (o 2.04 BB/9)? ¿Podría un lanzador con un historial estadístico de problemas de control mejorar repentinamente y convertirse en un lanzador con control de élite?

¿ME HIZO CAMBIAR DE OPINIÓN 2021?

Cuando terminé mi artículo “Lanzador Sorpresa en Ligas de Fantasía” el año pasado, no estaba convencido de que Valdez pudiera repetir entre los 40 mejores lanzadores abridores. Usó cuatro lanzamientos diferentes en 2020, pero su sinker y su bola curva representaron más del 88% de sus lanzamientos totales. Valdez lanzó el cambio de velocidad un poco menos del 10% de las veces, y lanzó un total de 21 bolas rápidas de cuatro costuras. Su bola curva generó una tasa de abanicar del 41,9%, lo que lo convirtió en su mejor lanzamiento con mucha diferencia por encima de todo lo demás. Sin embargo, los rivales batearon su sinker con un promedio de .326 y tuvieron un promedio de slugging de .420 contra ese lanzamiento la temporada pasada. Y cuando se observa que la tasa de batazos con fuerza fue 55.5% contra su sinker, está bastante claro que Valdez necesitaba otro tipo de lanzamiento dominador, además de su curva, para poder tener un éxito similar en 2021.

Nuestras proyecciones de PECOTA no compraron a Valdez para 2021. Se le proyectó un DRA de 4.36, después de terminar la temporada 2020 en 3.13. Dados los problemas que Valdez tuvo con el control a lo largo de su carrera, su falta de un tercer lanzamiento efectivo y su dependencia de una “engañosa” bola curva como su arma principal, creía que no era digno de una ubicación entre los 40 mejores lanzadores abridores en ligas de fantasía.

En casi todos mis procesos de selecciones para ligas de fantasía, los otros participantes estuvieron de acuerdo conmigo. De hecho, Valdez solo fue seleccionado en una liga de las siete en las que jugué (aunque seguramente su dedo fracturado en la pretemporada influyó en eso). Curiosamente, fue reclutado en la ronda 29 de mi liga Tout Wars que incluye a 15 equipos. Dado que Valdez terminó con una efectividad de 3.14, junto a 1.25 WHIP y 125 ponches en las 134 2/3 entradas que lanzó, parece que su clasificación de no selección era correcto.

Entre los lanzadores abridores con al menos 100 entradas trabajadas en 2021, Valdez terminó 63° en términos de valor de liga de fantasía. La efectividad de Valdez (3.14) quedó en el puesto 21 en general en ese grupo, pero su WHIP de 1.25 fue solo el número 66, lo que ratifica las preocupaciones generales sobre su control. Su tasa de ponches se ubicó en el puesto 71 en general, mientras que su total de ponches (125) fue 70°.

La verdadera pregunta es si Valdez ofrece alguna señal de esperanza de cara al 2022. ¿Hubo algún aspecto de su temporada 2021 que indique que podría ser un mejor lanzador la próxima temporada, al menos en términos de valor de liga de fantasía?

A mí me parece obvio. La tasa de ponches de Valdez en 2021 (21.9%) cayó por debajo del promedio de su carrera, mientras que su tasa de base por bolas (10.1%) terminó solo un poco por debajo de la marca de su carrera (10.6%). Terminó con 4.40 DRA, que es más de una carrera completa más alta que su efectividad. Incluso su 4.01 FIP sugiere que no fue tan bueno como su efectividad superficial les haría creer. Los ponches, que son tan importantes en el juego de ligas de fantasía, simplemente no aparecieron en 2021. Por entrada, sus ponches estuvieron en el mínimo de su carrera, excluyendo las 37 entradas que lanzó como novato en 2018. Si no fuera por la muy afortunada tasa de 78.3% en lo que respecta a quedados en base se refiere, Valdez habría registrado una efectividad mucho más alta.

En realidad, nadie se dejó engañar por la actuación de Valdez en 2020. Entre el escepticismo de pretemporada y el dedo fracturado, básicamente no fue reclutado en ninguna de las ligas de fantasía, exceptuando las más profundas. Incluso allí, si fue reclutado, probablemente fue como una elección especulativa de alguien que esperaba lograr lo inesperado. Según su desempeño en 2021, es probable que esté sobrevalorado debido a su efectividad. Sin embargo, cualquiera que excave bajo la superficie encontrará fácilmente que su tasa de ponches no justifica una valoración alta.

Como opiné el año pasado, dejaría que alguien más reclutara a Valdez y viviría o moriría con la decisión. Todavía es un lanzador de dos lanzamientos, a pesar de su mayor uso de una bola rápida de cuatro costuras. La mayoría de los bateadores dejarán pasar su curva y buscarán el sinker o la recta de cuatro costuras, los cuales pueden ser (y fueron) bateados con fuerza. Vimos grandes ejemplos de esto en la Serie Mundial de 2021, y es probable que veamos más en 2022.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe