keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: Troy Taormina-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Algunas Series Mundiales son más memorables que otras. Las que se celebran en años que terminan con el número 1, como la de este año, son algunas de las más recordadas. Al seguir su historia, podemos revivir glorias pasadas y trazar la trayectoria del propio juego. He aquí ocho Series Mundiales emblemáticas, todas ellas separadas por una década.

1951

Por qué es memorable: Los Giants llegaron a ella jugando uno de los partidos más famosos del deporte, la serie de tres partidos contra Brooklyn la cual terminó con el cuadrangular de Bobby Thomson. Nadie lo sabía entonces, pero ésta sería la sexta y última Serie Mundial entre los New York Yankees y los New York Giants.

¿Quién ganó? Los Yankees sobre los Giants, cuatro juegos a dos. Los equipos anotaron 3.92 carreras por partido con un OPS de .678. Se poncharon en el 12% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 1.1 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 34% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 1.5 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 76% de las entradas. El tiempo promedio de juego fue de 2 horas y 42 minutos.

Dato curioso: La temporada de 1951 fue la primera para el jardinero central de los Giants y la última para el de los Yankees. Fueron, por supuesto, Willie Mays y Joe DiMaggio.

1961

Por qué es memorable: La Liga Americana se expandió en 1961, la primera vez que hubo nuevos equipos en la MLB desde la formación de la liga en 1901. El aumento del 25% en equipos (y, por lo tanto, en lanzadores) y la adición del Wrigley Field de Los Ángeles, un campo propicio para los cuadrangulares, dieron como resultado la mayor cantidad de estos de la historia hasta ese momento, 0.95 por equipo por partido de la Liga Americana. Los Yankees establecieron un récord con 240 palos de vuelta entera. Es posible que hayas escuchado que Roger Maris tuvo 61 de ellos.

¿Quién ganó? Los Yankees sobre los Reds, cuatro juegos a uno. Los equipos anotaron 4.00 carreras por juego con un OPS de .675. Se poncharon en el 14% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 1.6 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 45% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 2.5 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 61% de las entradas. El tiempo promedio de juego fue de 2 horas y 32 minutos.

Dato curioso: Dos de los récords de Babe Ruth cayeron en 1961. Maris superó uno de ellos. Durante la Serie, Whitey Ford extendió su racha de entradas sin anotar en la Serie Mundial a 33 y 2/3 entradas, rompiendo el récord de Ruth de 29 y 2/3.

1971

Por qué es memorable: Roberto Clemente fue el primer Jugador Más Valioso hispano de la Serie Mundial, bateando .414/.452/.759, consiguiendo hits en los siete juegos, y bateando un cuadrangular decisivo en el juego final. En una serie muy disputada, Baltimore anotó 24 carreras y Pittsburgh 23.

¿Quién ganó?: Los Pirates sobre los Orioles, cuatro juegos a tres. Los equipos anotaron 3.36 carreras por partido con un OPS de .623. Se poncharon en el 16% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 1.8 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 34% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 2.7 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 71% de las entradas. El tiempo medio de juego fue de 2 horas y 30 minutos.

Dato curioso: El cuarto partido fue el primer juego nocturno de la Serie Mundial, comenzando a las 8:15 de la noche en Pittsburgh. Steve Blass, recordado ahora por haber perdido completamente el control del plato después de la temporada de 1972 (“el síndrome Steve Blass”), lanzó dos victorias de juego completo, permitiendo siete hits, cuatro caminatas y dos carreras.

1981

Por qué es memorable: Hasta 2020, esta fue la temporada más corta en la historia de la MLB, partida en dos por la huelga de mitad de temporada que se extendió desde el 12 de junio hasta el 8 de agosto. La MLB creó un formato de temporada dividida para la postemporada, con los ganadores de la primera y segunda mitad de cada división enfrentándose en la primera Serie Divisional de la historia. La Serie Divisional no volvería hasta 1995.

¿Quién ganó?: Los Dodgers sobre los Yankees, cuatro juegos a dos. Los equipos anotaron 4.08 carreras por partido con un OPS de .729. Se poncharon en el 15% de las apariciones en el plato y tuvieron una proporción de 1.3 ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 37% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 3.3 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 60% de las entradas. El tiempo medio de juego fue de 2 horas y 50 minutos.

Dato curioso: Primero, hubo tres MVP de la Serie Mundial: Ron Cey, Pedro Guerrero y Steve Yeager. Segundo, ni los Dodgers ni los Yankees habrían jugado en la postemporada bajo un formato normal. Los Yankees ganaron la División Este de la Liga Americana en la primera mitad, pero tuvieron un récord perdedor en la segunda mitad, terminando empatados en el tercer lugar de la división en general. Del mismo modo, los Dodgers ganaron el Oeste de la Liga Nacional en la primera mitad, pero estuvieron un partido por encima de .500 en la segunda mitad, terminando segundos en la general. Los Brewers, con el mejor récord general de la División Este de la Liga Americana, perdieron la Serie Divisional ante Nueva York. Los Reds, que jugaron en la División Oeste de la Liga Nacional con los Dodgers (esto fue en la época en que los Braves y los Reds estaban en el Oeste con los Cubs y los Cardinals en el Este, lo que creó un número incalculable de respuestas erróneas en los exámenes de los aficionados al béisbol en los cursos de geografía de secundaria), tuvieron el mejor récord general en el béisbol, pero no se clasificaron para la postemporada, terminando segundos tras los Dodgers por medio juego en la primera mitad y tras los Astros por 1.5 juegos en la segunda mitad.

1991

Por qué es memorable: El otrora editor jefe de esta publicación, Sam Miller, la calificó como la segunda mejor Serie Mundial de todos los tiempos. Cinco juegos de una carrera. Dos batazos para ganar el partido en extra innings. El robo de Puckett a Gant. El cerrojazo de Morris. Esto marca todas las casillas para lo icónico.

¿Quién ganó? Los Twins sobre los Braves, cuatro juegos a tres. Los equipos anotaron 3.79 carreras por juego con un OPS de .719. Se poncharon en el 16% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 1.9 ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 42% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 3.6 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 68% de las entradas. El tiempo promedio de juego fue de 3 horas y 13 minutos.

Dato curioso: Sin la Serie Mundial de 1991—sin los dos últimos partidos de la Serie Mundial de 1991—¿están Kirby Puckett y Jack Morris en el Salón de la Fama? Tengo mis dudas.

2001

Por qué es memorable: Miller califica a ésta como la sexta. La serie comenzó un mes y medio después del 11 de septiembre, con un equipo de Nueva York. Hubo cuatro juegos de una carrera y tres victorias en la última oportunidad al bat, incluyendo el séptimo juego, que terminó con la única derrota de Mariano Rivera en la Serie Mundial. Los Diamondbacks, ganadores del cetro, estaban apenas en su cuarta temporada. Tres años más tarde, tendrían una marca de 51-111.

¿Quién ganó? Los Diamondbacks sobre los Yankees, cuatro juegos a tres. Los equipos anotaron 3.64 carreras por partido con un OPS de .627. Se poncharon en el 25% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 4.1 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 33% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 3.1 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 70% de las entradas. El tiempo medio de juego fue de 3 horas y 20 minutos.

Dato curioso: Arizona ganó el sexto partido por 15-2. Fue el único partido de la serie en el que no hubo cuadrangulares. Y, por supuesto, esta Serie dio inicio a una insondable sequía de títulos en la que los Yankees han jugado desde entonces en sólo 15 postemporadas, ganando sólo una Serie Mundial, durante 20 interminables años.

2011

Por qué es memorable: Tienes que recordar esta, ¿verdad? Miller la clasificó en quinto lugar. Ese loco Juego 6, coronado por el walkoff de Freese. Saint Louis, con una desventaja de tres juegos a dos, vino de atrás en cada uno de los últimos dos juegos.

¿Quién ganó? Los Cardenales sobre los Rangers, cuatro juegos a tres. Los equipos anotaron 4.86 carreras por partido con un OPS de .754. Se poncharon en el 18% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 1.5 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 38% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 5.1 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron el 61% de las entradas. El tiempo medio de juego fue de 3 horas y 31 minutos.

Dato curioso: el MVP de la Serie Mundial, David Freese (.348/.464/.696), fue considerablemente peor en la Serie que el MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, David Freese (.545/.600/1.091), como señala Mike Petriello en este artículo de mlb.com.

2021

Por qué es memorable: Primera temporada completa después de la pandemia. También el sesgo de recencia. Eso es todo lo que tengo.

¿Quién ganó? Los Braves sobre los Astros, cuatro juegos a dos. Los equipos anotaron 3.75 carreras por partido con un OPS de .671. Se poncharon en el 26% de las apariciones al plato y tuvieron una proporción de 3.1 de ponchados por cada base por bolas. Anotaron el 44% de las carreras con cuadrangulares. Utilizaron 5.5 lanzadores por partido, y los abridores lanzaron sólo el 39% de las entradas. El tiempo medio de juego fue de 3 horas y 38 minutos.

Dato curioso: Menos de un mes antes, los Dodgers vencieron a los Giants, por tres juegos a dos, para ganar la Serie Mundial de 2021.

***

Te puse muchos números en esta pieza. Pero no te aflijas si no te acuerdas de todos ellos: en la siguiente pieza te voy a poner muchas gráficas.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe