keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: Jay Biggerstaff - USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez 

¿Tienes preguntas sobre tu equipo de fantasía? Claro que tienes. Pero no me compadezco de ti, e imagino que tampoco Chris Antonetti y Terry Francona (gerente y entrenador de Cleveland, respectivamente), que respondieron a las preguntas de los medios esta semana.

Por ejemplo: sabes el nombre de tu equipo de fantasía. E incluso si quisieras cambiarlo, podrías ir a los ajustes de tu equipo y cambiarlo, ¿verdad? Si pulsas “guardar”, ningún equipo de roller derby te va a demandar, ¿correcto?

Incluso, mientras el proceso innecesariamente complicado del cambio de nombre llega a una conclusión que es probable que deprima a todo el mundo, el equipo de béisbol de Cleveland camina hacia una nueva temporada. Aunque no podemos decir con certeza qué uniformes vestirán los jugadores la próxima primavera, aprendimos algunas cosas que importarán para su plantilla y, más importante, la tuya.

Empecemos con las buenas noticias (tanto para los aficionados de Cleveland y Myles Straw, como yo). Cuando Francona fue preguntado por sus mejores conclusiones de la temporada 2021, respondió: “Bueno, creo que la llegada de Myles Straw respondió una pregunta que teníamos. En abril, creo que ubicamos a cuatro o cinco tipos diferentes en el jardín central. Myles es nuestro jardinero central. Y nos sentimos muy bien por eso”.

Es justo decir que pocos bateadores de Cleveland despuntaron esta temporada. El staff de pitcheo del equipo llevó al equipo a un récord 80-82, y esos problemas de bateo llevaron a una de las razones por las que Antonetti y Francona se vieron con los periodistas en primer lugar: Cleveland añadió recientemente un nuevo entrenador de bateo, Chris Valaika.

Aun así, entre aquellos que sí tuvieron un buen desempeño, pocos impresionaron más que Straw. Su OPS+ de 104 se situó solo por debajo de Franmil Reyes y José Ramírez entre los regulares de Cleveland, y aquellos de vosotros que conozcan el juego de Straw entenderán que OPS+ no es donde se encuentra su valor real de fantasía.

Después de que los Houston Astros le convirtieran en un tipo de bateador potente y agresivo, Francona y compañía dejaron a Straw hacer lo que mejor sabía: ser paciente, recibir pasaportes, batear sencillos, y una vez en base, robar más de ellas. Después de que los Astros traspasaran a Straw a Cleveland en julio, el velocista registró una línea de bateo de .285/.362/.377 con 13 robos en 14 intentos. Prorratea eso durante una temporada complete y estás hablando de una fuerza ascendente en tu promedio de bateo y una fuente de 35-40 bases robadas en una liga donde solo dos jugadores (Starling Marte y Whit Merrifield) superaron 32 el año pasado. Y tanto Marte como Merrifield tienen más de 30 años. Si hubiera una apuesta en Las Vegas sobre el mejor candidato a máximo ladrón de bases de la MLB en 2022, Myles Straw debería ser el favorito.

Notablemente, Francona también habló en términos positivos sobre Amed Rosario. Fue cuidadoso, sin embargo, de apuntar que su alineación de 2022 no está escrita en piedra todavía, algo que no mencionó cuando habló de Straw.

“Hizo un muy buen trabajo”, dijo Francona de Rosario. “Le pedimos mucho. Eso quizá fue algo injusto. Quiero decir que le pusimos en el jardín. Y este tipo nunca pestañeó. Pero cuando fue al campocorto, pareció superarse, y tuve la sensación de que iba a batear de todas maneras, solo porque es un buen bateador… Pienso que, salvo algún cambio dramático, que es nuestro campocorto”.

Esto son buenas noticias para Cleveland y buenas noticias para los propietarios de fantasía de Rosario, aunque por diferentes razones. Los Mets pasaron años debatiendo un posible movimiento de Rosario al jardín, pero nunca lo hicieron. Aguantó lo suyo cuando Cleveland lo intentó con él, pero nadie lo confundió con un defensor de élite en el pasto. Y el bateo de Rosario simplemente no es élite para un jardinero en los costados, o incluso en el centro. Una línea de .282/.321/.409 parecía prometer algo, especialmente apoyado por 13 robos en 13 intentos, pero eso es al final el tipo de producción que destacaría en el campocorto, mientras que lo convertiría en un jardinero suplente.

Es una buena noticia que Cleveland quiera mantener a Rosario en la tierra. Cualquiera que tenga a Rosario en ligas de dinastía debería tener su producción en el campocorto cubierta para 2022 y también para 2023. Si su defensa sigue estabilizándose en el seis, como hizo la temporada pasada, los propietarios de fantasía podrían tener una solución a largo plazo para esa posición. Después de todo, Rosario cumplirá 26 años la próxima temporada.

En el montículo, siempre asumimos que los abridores de Cleveland superarán sus expectativas. Hay buenas noticias extra, sin embargo, procedentes de las apariciones en el tramo final de la temporada de Shane Bieber y Aaron Civale.

“Todo el mundo pensaba que, si podía ir a casa y tener una postemporada normal, porque este tipo es trabajador, sería muy bueno para su lado psicológico”, dijo Francona de Bieber. “Entonces puede preocuparse del lado físico y no preocuparse de que, bueno, cuando agarro una pelota, tengo que demostrarme a mí mismo que puedo lanzar. Así que creo que fue realmente importante”.

Como dijo Antonetti: “Todos ellos tendrán un período normal en la temporada baja para prepararse para el año próximo”. Añadió que ningún lanzador iniciará la próxima temporada con restricciones. Por tanto, después de una temporada en la que Bieber lanzó 96 2/3 entradas y Civale registró 124 1/3, tú y Cleveland deberíais buscar algo más de 150 entradas la próxima temporada, cómodamente, de ambos lanzadores.

Otras notas al pie: Franmil Reyes está jugando en el jardín en la pelota invernal de la República Dominicana por órdenes de Cleveland, después de jugar 11 juegos en el jardín derecho esta temporada. Así que ese extra de valor, además tenerlo disponible para tu rol de multiusos, parece que debería continuar en 2023 también.

Antonetti expresó además un deseo de encontrar “una solución externa” en la receptoría, el tipo de cosa que esperas cuando tu equipo de 2021 tuvo una línea de .185/.244/.332 en esa posición. Quizás podrían haber mejorado ese rendimiento tan pobre simplemente dándole más trabajo a Ryan Lavarnway, que en su lugar desperdició su producción de .266/.338/.520 en el filial de Triple-A de Columbus, pero también es que siento predilección por los peloteros judíos.

Finalmente, José Ramírez fue descrito por Antonetti, cuando salió el concepto de un contrato a largo plazo, como alguien “que sabemos que puede estar aquí el año próximo y el siguiente”, lo cual no parece encajar con la idea de que Cleveland lo retenga a largo plazo con el dinero que no se gastaron en Francisco Lindor. Quizás ha sido asignado para poner fin a la demanda del equipo de roller-derby.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe