keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Nick Wosika-USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez

La temporada 2021 está casi terminada, lo que significa que las historias individuales están casi concluidas. Aunque muchos escenarios todavía están por decidir en la última semana de la temporada (sobre todo el Comodín de la LA), los jugadores no verán demasiados cambios a sus estadísticas anuales. Esto, unido a la oscuridad perpetua que amenaza nuestras vidas, significa que es un buen momento para destacar algunas de las exhibiciones más brillantes del año; específicamente de aquellos que vieron nuestras predicciones antes de la temporada y las vieron poco imaginativas y carentes de sentido. Para muestra, aquí están los 13 jugadores con +200 apariciones al plato que cumplieron o superaron sus proyecciones del 99º percentil de DRC+:

Nombre     AP     Proyección del percentil 99º de DRC+ en la pretemporada DRC+ 2021
Vladimir Guerrero Jr. 652 148 160
Yasmani Grandal 337 134 148
Frank Schwindel 228 125 130
Darin Ruf 290 103 127
Evan Longoria 261 115 125
Mike Zunino 351 118 123
Brandon Crawford 516 110 122
Cedric Mullins 647 95 121
Albert Pujols 277 108 118
Elias Díaz 345 106 116
Santiago Espinal 221 107 107
Eric Haase 346 74 105
Adolis García 584 84 94

No voy a explayarme sobre todos los jugadores de arriba, pero aquí hay varios sobre los que merece la pena hablar.

Vladimir Guerrero Jr., Toronto Blue Jays

Un DRC+ de 148 calificaría como el tercer DRC+ más alto de la temporada actual. Es algo genial, incluso para alguien tan talentoso como Vladito. Es solo que razonable no es una palabra que debería ser asociada con la temporada que está haciendo: Bruno Mars está celoso porque no ha grabado nada tan pop y dorado como el 2021 de Guerrero. Durante sus primeras dos temporadas, mucho se ha dicho sobre lo duro que Guerrero le pega a la pelota, pero también sobre lo mucho que la pelota visita el suelo. Ahora que ha subido su ángulo de lanzamiento a nueve grados (2.5 grados más que su mejor marca personal) y está levantando la pelota mucho más a menudo, bueno, el cielo es el límite.

Los Giants (Ruf, Longoria, Crawford)

No hay una sola explicación cuando un equipo al completo parece desafiar las convenciones establecidas. Todos lo hicieron moderadamente diferente, Longoria y Crawford subieron sus ángulos de lanzamiento, incrementando el número de batazos elevados, y viendo una subida en BABIP (lo cual no significa que haya sido cuestión de suerte), están pegándole duro a la pelota (pero no más duro de lo normal, salvo Longoria). Ruf ha bajado en realidad su ángulo de lanzamiento por 3.5 grados; no está bateando al lado natural más de lo normal, pero su contacto duro ha subido significativamente. Lo único que aplica para los tres es una ratio de pasaportes mucho más mejorado. Longoria dobló su cifra de 2020, y supera la de 2019 por más de un tercio; Crawford está un punto por encima de 2019, y a dos puntos porcentuales de su mejor registro histórico; y Ruf, poseedor de una ratio de pasaportes histórico de dobles dígitos, está registrando un ratio de 15.3%, su mejor cifra que nunca: cinco puntos porcentuales por encima del total de su carrera. Nada de esto debería sorprendernos ya que DRC+ es particularmente parcial con las bases por bolas, pero mejorar la disposición y el enfoque es algo de lo que todos los bateadores deberían tomar nota.

Mike Zunino, Tampa Bay Rays

Bien.

Cedric Mullins, Baltimore Orioles

No sé cómo le dices a un sistema de proyecciones que un tipo que ha bateado (pobremente) como ambidiestro toda su carrera en grandes ligas va a dejar de hacer eso, y tampoco sé qué sucedería si lo hiciera. Supongo que no haría una temporada 30-30. Mullins también ha mejorado su ratio de pasaportes (del 5.2% al 9.1%) mientras registraba la ratio de strikeouts más bajo de su carrera. Aparte de batear desde solo un lado del plato y hacer contacto duro de manera más consistente, hay que apuntar que nada ha cambiado demasiado en el perfil de Mullins. Su ángulo de lanzamiento ha bajado medio grado, su ratio de bolas elevadas está un par de puntos porcentuales por encima de 2019 (pero muy lejos de 2020), y su ratio de bateo al lado natural no está muy por encima de su promedio histórico, así que no está muy claro de dónde viene este poder. Una cosa que hay que ver es que el IFFB% de Mullins ha bajado casi dobles dígitos. Aún así, si hay un líder hoy para los tipos a los que PECOTA no le va a dar mucho amor a pesar de una gran temporada, ese puede ser Mullins.

Albert Pujols, Los Angeles Dodgers

Cuando Pujols fichó por los Dodgers tras su salida de Anaheim, fue un chiste habitual en Twitter asumir que los Dodgers le arreglarían y sería genial otra vez, dado su éxito con Max Muncy, Chris Taylor y Justin Turner. ¿Buenos chistes?

No, los Dodgers no arreglaron a Pujols, pero mejoró un poquito, y también se limitó a un papel que le expuso a las situaciones donde era más probable que tuviera éxito. ¿No es eso una victoria para el departamento de desarrollo de jugadores? Quizá solo sea mera palabrería, pero es un triunfo para la organización de todas formas.

Eric Haase, Detroit Tigers

Haase podría estar bateando con un gran martillo. Hace tanto contacto como el que esperarías de alguien que abanica con uno, pero más importante, le pega a la pelota muy fuerte. Haase se ha ganado su producción hasta la fecha gracias a una ratio de pelotas bateadas con fuerza del 46.6% (una vez más, un martillo). Pero como un aguacate, este jugador de casi 30 años con un 30% de ratio de ponches y una ratio de caminadas por debajo del promedio podría verse algo peor si se expone al exterior demasiado tiempo.

Adolis García, Texas Rangers

Hay algo que decir cuando el listón se sitúa muy bajo. García es el único que ha bateado en una proyección del percentil 99º (o mejor) a pesar de producir una línea ofensiva por debajo del promedio de la liga. Escribí sobre García bastante este año, centrándome en cómo su inicio tan bueno era insostenible por las mismas razones que hice la broma del aguacate con Haase un párrafo más arriba. Tenía razón sobre la falta de sostenibilidad en Texas (la primera, seguro), pero al final no cambia el éxito repentino de la temporada de García. No solo es un bate en torno al promedio de la liga, también es un defensor superlativo con mucho alcance y un brazo perfecto para su ubicación (en Texas todo es más grande). Suma todos los factores y estarás viendo una temporada de tres victorias.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe