keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: © Charles LeClaire-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Las ofensivas despertaron en junio. Los equipos batearon .246/.320/.417 y anotaron 4.66 carreras por partido durante el mes. Eso se compara con las cifras de .236/.312/.394 y 4.33 hasta el fin de mayo. Tal vez sea el clima más cálido. Tal vez sea la abolición del uso de materiales pegajosos. Tal vez sea simplemente una regresión a la media. Pero con el promedio de bateo de la Liga el 31 de mayo rondando por debajo del mínimo histórico de 1968 de .237, había preocupaciones de que el 2021 iba a ser un segundo “Año del lanzador”.

No iba a suceder. Hace tres veranos, escribí una serie de 32 partes sobre la temporada de 1968. Los primeros dos meses de 2021, hice el servicio militar con “El año del lanzador”. “El año del lanzador” era un amigo mío. Pero, dos primeros meses de 2021, no eres el “año del lanzador”.

Te voy a dar dos simples razones: bateadores y lanzadores.

Los bateadores en 1968 eran mucho peores.

 Ya llegaré a los números de la Liga, pero vamos a ver algunos números individuales. Los Tigers ganaron la Serie Mundial en 1968 y lideraron la Liga Americana en carreras anotadas. Utilizaron a tres paradores en corto ese año:

Esto es para el mejor equipo de la Liga Americana, ¡con la mejor ofensiva! El recientemente retirado Jeff Mathis es el bateador más inepto de este siglo en conseguir al menos 3,000 apariciones al plato; bateó .194/.252/.299 en su carrera. (Y sí, sé que Detroit trasladó al jardinero central Mickey Stanley al campocorto a finales de la temporada y en la Serie; eso fue tanto para poner a Al Kaline en la alineación como para evitar tener un out automático en las paradas cortas).

Hasta finales de mayo, el equipo con menor cantidad de anotaciones en las Mayores era Pittsburgh, con un promedio de 3.36 carreras por partido. El equipo con menos carreras en 1968 fueron los Mets, con un promedio de 2.90 carreras por partido. Estos son los jugadores más utilizados de cada equipo en cada posición.

2021 Pirates Línea de bateo  1968 Mets Línea de bateo 
C Jacob Stallings .236/.331/.405 Jerry Grote .282/.357/.349
1B Colin Moran .294/.346/.462 Ed Kranepool .231/.271/.295
2B Adam Frazier .330/.391/.472 Ken Boswell .261/.300/.342
3B Erik González .213/.250/.287 Ed Charles .276/.328/.434
SS Kevin Newman .207/.244/.258 Bud Harrelson .219/.273/.251
JI Ka’ai Tom .186/.354/.305 Cleon Jones .297/.341/.452
JC Bryan Reynolds .286/.388/.500 Tommie Agee .217/.255/.307
JD Gregory Polanco .204/.272/.346 Ron Swoboda .242/.325/.373

Los Mets obtuvieron una mayor producción en las paradas cortas, jardines izquierdo y derecho, y mucho más en tercera base. Los Pirates obtuvieron más en la receptoría y muchísimo más en primera, segunda y jardín central. Los Mets de 1968 batearon .228/.281/.315. Los Pirates de 2021, hasta final de mayo, batearon .227/.300/.349.

Y ese es el patrón general. La idea de que 2021 se parecía a 1968 se basaba en el promedio de bateo. ¿Pensé que ya habíamos superado eso? En 1968, el porcentaje de embasado de la Liga era de .299. Hasta el final de mayo de este año, era de .313. En 1968, el porcentaje de slugging de la Liga era de .340. Hasta el final de mayo de este año, era de .396. Realmente no es comparable.

1968 fue el año del lanzador; 2021 es el año de los lanzadores.

 Los siguientes son dos números que, en mi opinión, más que cualquier otra cosa, definen la diferencia entre el béisbol de 1968 y el de 2021:

  • Apariciones de relevo en 1968: 4,790.
  • Apariciones de relevo hasta el 26 de mayo de 2021: 4.840.

Sí, hoy hay un 50% más de equipos que en 1968. Pero sólo se necesitaron 56 días para que hubiera más apariciones de relevo este año que en todo 1968.

En 1968, cuatro lanzadores lanzaron más de 300 innings. Hubo 21 con más de 250. Si se fija el umbral en 200, se obtienen 56. En lo que va de 2021, el número de lanzadores con 300, 250 y 200 entradas lanzadas es cero, cero y 12. En 1968, Bob Gibson tuvo un porcentaje de carreras limpias admitidas de 1.12. Es cierto que Jacob deGrom está por debajo de eso hasta ahora. Pero Gibson lanzó 304 y ⅔ entradas. Inició 34 juegos y completó 28 de ellos. En los otros seis, fue sustituido por un bateador suplente. Ni una sola vez el mánager Red Schoendienst se dirigió al montículo para sacarlo de un juego.

Esa es la historia de 1968. El juego fue dominado por abridores muy poderosos. Gibson tuvo su ERA de 1.12. Denny McLain ganó 31 juegos. Juan Marichal tuvo marca de 26-9 con un ERA de 2.43. Dave McNally tuvo 22-10 con un ERA de 1.95. Luis Tiant tuvo 21-9 con un ERA de 1.60. En total, 51 lanzadores se clasificaron para el título de carreras limpias admitidas con  ERA inferior a 3,00. En lo que va de año, con, de nuevo, un 50% más de equipos, sólo 66 lanzadores se han clasificado para esta marca, y punto. (Veinte tienen ERAs por debajo de 3.00.) En comparación con los relevistas, los abridores en 1968 permitieron un OPS más bajo, tuvieron un ERA más bajo, y poncharon a los bateadores a una tasa más alta. En 2021, ocurre lo contrario.

Por eso el 2021, o, a menos que el juego cambie radicalmente, cualquier temporada posterior, nunca va a haber otro 1968. El juego ha avanzado. El partido promedio en 1968 tuvo menos de 3.5 carreras. La última vez que el promedio estuvo por debajo de 4.0 fue hace 45 años. El porcentaje de bateo en toda la Liga en 1968 fue de .340. El más bajo de este siglo es de .386. El abridor medio en 1968 duró siete entradas; el medio en lo que va de 2021 ha lanzado cinco. Incluso los cambios menores han mejorado el ambiente ofensivo. Los robadores de bases tuvieron éxito en el 62% de los intentos en 1968; estamos en el 75% en lo que va del año. Una de cada 80 apariciones al plato tuvo un hit de sacrificio en 1968; los juegos sin bateador designado este año han tenido uno en 169.

El “año del lanzador” representó el nadir de una época que casi con seguridad no se va a duplicar. No en ningún año desde entonces, no en 2021, y con toda probabilidad, no en ninguna de nuestras vidas.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe