keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Kareem Elgazzar - The Enquirer via Imagn Content Services, LLC

Traducido por Carlos Pérez

Si te dijera que un tipo que pegó 49 cuadrangulares en una temporada reciente estaba ganando enteros como campocorto después de jugar en tercera base durante muchos años, probablemente te emocionaras. Hablamos de Eugenio Suárez, y esos 49 vuelacercas llegaron en 2019. Entonces, el colapso de 2020 ocurrió, con su promedio de bateo de .202. Su campaña 2021 no ha sido muy amable con él, con un promedio de bateo de .171 hasta los juegos del lunes. Suárez pasó de ser un jugador en el top 50 con gran poder a uno del que te arrepentirás haber seleccionado, incluso con un descuento respecto a sus resultados 2020.

Ahora que tenemos una buena porción de la temporada 2021 completada, es interesante explorar si Suárez es candidato a rebotar que puede ser conseguido a precio de saldo.

LO BUENO

Suárez tiene una velocidad máxima de salida de 111.5 mph (179.4 kph), lo cual está bien para el percentil 80. Su velocidad de salida en pelotas elevadas es de 93.9 mph (151.1 kph), lo que le mantiene en el top 70 de bateadores, aunque ha reducido sus elevados respecto a temporadas anteriores. Su ratio de pegarle con la porra del bate del 13.7% está muy por encima del promedio de la liga, también, ya que se sitúa en el percentil 88º en esa categoría. Todos estos números muestran que está haciendo buen contacto en numerosas ocasiones. Pero el problema es que ha sido horrible cuando no está conectando con la porra del bate.

Ahora mismo hay muchos bateadores que pueden ofrecerle cuadrangulares a tu equipo de fantasía. Lo que distingue a Suárez, sin embargo, fue un promedio de bateo en el que confiar, pues estaba por encima del promedio de las ligas mayores (y las ligas de fantasía). Pero en los dos últimos años combinados, ha bateado solo .184. Parte de eso está marcado por su BABIP de .186 esta temporada, pero su BABIP también fue bajo en 2020 con una marca de .214. Hay mucho que considerar en la próxima sección sobre por qué sus números de BABIP no son tan fruto de la mala suerte como podrías pensar. También es un corredor lento y ha visto muchos más rodados que en sus años buenos, así que no deberías esperar nada parecido a un BABIP de .300. E incluso quedarse cerca de .250 sería extremadamente afortunado.

¿He mencionado que ahora califica como parador en corto, en una era en la que hay un talento brutal en esa posición? Sí, eso es todo lo que tengo en cuanto a buenas noticias, amigos. Este es un perfil complicado.

LO MALO

El promedio de bato duro de Suárez del 33.7% es abismal, en el grupo del peor 15% de la liga. Ha bajado de sus tres temporadas previas, cuando se quedó en el rango del 40-46%. Su tasa de líneas también está en un mínimo histórico de 19.4%. Combina las dos cifras y el BABIP no parece ser fruto de la mala suerte. Un perfil de pelotas bateadas pobremente y una falta de golpeo duro significa que esto no mejorará.

Una mirada más aproximada a su ángulo de lanzamiento revela que su ratio en la zona óptima está en el 30%, el mismo que en 2020, mientras que en sus mejores años fue del 38%. El pegado fuerte es una gran porción de su porcentaje de bateo ideal, lo que significa que cuando no hace buen contacto, hay muy poco por lo que emocionarse. Está bien que le pegue fuerte a la pelota de vez en cuando, incluyendo el lunes por la noche, pero los resultados el resto del tiempo son decepcionantes, incluso teniendo en cuenta el nuevo enfoque ofensivo de la Liga.

Los lanzamientos con poca velocidad también le están dando a Suárez problemas para su perfil de bateo. Contra esos lanzamientos tiene una pobre velocidad de salida de 79.9 mph (128.5 kph), así como máximos históricos en ratio de rodados (65%) y tasa de líneas (0%, exacto, cero). Sus métricas también muestran un descenso contra los lanzamientos que caen (vía categorías como SLG, xSLG, abanicadas y fallas, y fallos fuera de la zona) comparados con su etapa 2017-19, la mejor de su carrera. Y el promedio de bateo de Suárez en bolas rápidas, que se mantuvo por encima del .300 en sus mejores años, cayó a .224 en 2020 y está en .175 esta temporada.

Todo esto le hace bajar en los rankings de Statcast: 11º en tasa de ponches, 19º en tasa de fallos con el bate, y cuarto en promedio de bateo esperado. Diría que estás viendo a un nuevo Adam Dunn, pero al menos Dunn conseguía bases por bolas. Suárez ha dejado de hacer eso también, con solo una tasa del 7% comparada con su 11-13% en los cuatro años anteriores.

CONCLUSIÓN: Vender (o, al menos, guárdalo en el armario en cuanto puedas)

Me da pena el chico, especialmente porque jugar en una nueva posición le da a Suárez unos problemas generales que no van a aparecer explícitamente en sus métricas de bateo. Pero los problemas frente a los lanzamientos de baja velocidad—y lanzamientos rompientes y bolas rápidas—no van a mejorar mágicamente de la noche a la mañana. Todavía debería alcanzar los 30 o más cuadrangulares esta temporada, quizá incluso 35, y los Reds deberían llevarlo a las 90 carreras impulsadas. Sin embargo, está costando mucho esfuerzo llegar hasta ahí. También está lejos del poder de los 40 cuadrangulares que le hemos visto en el pasado reciente, y el resto de su juego está sufriendo.

El DRC+ de 83 de Suárez no es lo que quieres ver de un jugador del top 50 reciente, especialmente si lo compraste a la baja con esperanzas de una revalorización. Aunque el juego de esta era implique poncharse a menudo, conseguir jonrones y enfocarse más en las estadísticas sumatorias que en las tasas como nunca antes, Suárez no es el tipo que era en 2019, o incluso 2017. En ligas pequeñas, es difícil desprenderse de un tipo que puede alcanzar 35 vuelacercas y 95 RBIs, pero deberías al menos considerarlo si puedes reemplazarlo con una producción razonable en categorías ofensivas que necesites más. Ahora mismo, es un jugador de dos categorías, con un número razonable de carreras. Pero el Suárez de antaño no regresará en 2021.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now

Kevin Jebens

Editor and writer obsessed with the Cubs, fantasy baseball, and nerd culture.

@KevinJebens
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe