keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: © Darren Yamashita-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Desde 2003, los equipos de la MLB han operado bajo el Impuesto de Equilibrio Competitivo, o CBT por sus siglas en inglés, negociado colectivamente (también conocido como Impuesto de Lujo). El CBT ha pasado por cuatro iteraciones, que se describen a continuación. Pero la idea general es que los equipos que superan un umbral de nómina pagan un “impuesto” sobre el exceso. Cada año, los primeros $13 millones de dólares de impuestos recaudados sufragan las obligaciones generales de financiación de los clubes para los beneficios de los jugadores. De los fondos restantes, la mitad se utiliza para financiar pagos de beneficios futuros y la otra mitad se reparte entre los clubes que no pagan impuestos.

Cuando se creó el CBT, los primeros “infractores” pagaban una tasa del 17.5% sobre las nóminas que superaban el umbral. Los equipos que superaban el umbral dos veces consecutivas pagaban el 30%. Los equipos que superaban el límite tres o más años seguidos pagaban el 40%. En el acuerdo actual, los equipos pagan el 20% la primera vez que se exceden, el 30% la segunda vez y el 50% durante tres o más años. Por lo tanto, el impuesto es “progresivo”, y funciona como una pequeña transferencia de riqueza de los clubes de gran presupuesto a los de pequeño presupuesto, penalizando a los equipos que habitualmente superan el umbral en mayor medida. Al mantener los gastos de nómina por debajo del umbral durante un año, los equipos pueden “reiniciar” la penalización, bajando al tipo impositivo más bajo la siguiente vez que le superen.

Además de las tasas básicas, hay recargos. Los equipos que superan el umbral en $20 millones de dólares pagan un 12% más. Los que superan los $40 millones pagan un 42.5% más. Los equipos con nóminas de $40 millones por encima del límite durante años consecutivos pagan el 45%. Además, a partir de 2018, los equipos que superen el límite en $40 millones verán reducida en 10 puestos su selección más alta en el draft.

El umbral para el pago de impuestos ha aumentado gradualmente a lo largo de los términos de cuatro contratos colectivos de trabajo (CBA por sus siglas en inglés). Los he enumerado, por cada CBA, en millones.

  • CBA de 2002: Umbrales 2003-2006 de $117, $120.5, $128 y $136.5 millones de dólares. Porcentajes de tipo impositivo para uno, dos y tres años más: 17.5, 30, 40.
  • CBA de 2006: Umbrales 2007-2012 de $148, $155, $162, 170, $178. Porcentajes del tipo impositivo para uno, dos y tres años o más: 22.5, 30, 40.
  • CBA de 2012: Umbrales 2013-2016 de $178, $189, $189 dólares. Porcentajes de tipo impositivo para uno, dos, tres y cuatro años o más: 22.5, 30, 40, 50.
  • CBA de 2016: Umbrales 2017-2021 de $195, $197, $206, $208, $210. Porcentajes de tipos impositivos para uno, dos y tres años o más: 20, 30, 50.

Te he lanzado un montón de números. Vamos a repasar los más destacados.

Primeramente, el umbral aumentó, de 2003 a 2019, de $117 a $206 millones de dólares. Eso significa un aumento del 76%. Parece mucho, pero hay que recordar que es a lo largo de 16 años. Equivale a un aumento anual del 3.6%. Durante ese tiempo, según el valiosísimo análisis anual de Forbes, los ingresos de la MLB han aumentado más del 170%, pasando de $3,878 millones de dólares a $10,500 millones, una tasa de crecimiento anual del 6.4%. El umbral del CBT no está ni cerca de mantener el ritmo de los ingresos de la Liga.

En segundo lugar, el traslado de la penalización del tercer año del 40% al 50%, que entró en vigor en la temporada 2017, y la adición de la penalización por selección en el draft en 2018, ha aumentado el incentivo para que los equipos recorten su nómina. Como describe este artículo del Wall Street Journal, cuatro equipos pagaron el CBT en 2015, seis en 2016, cinco en 2017, pero solo dos en 2018. Según Spotrac, tres lo hicieron en 2019. Entre 2017 y 2018, los Yankees, Dodgers, Tigers y los Giants se resetearon al quedar por debajo del límite. En 2019, los Nationals se resetearon. Los Red Sox lo hicieron el año pasado. Y aunque el CBT se suspendió para 2020, apuesto $20 dólares que dicen que los Cubs caerían en 2021 si les hubiera tocado en 2020.

Mi intención aquí no es litigar sobre el CBT. Más bien, quería exponerlo y ver si ha tenido el efecto deseado de aumentar el equilibrio competitivo.

Todos los años escribo un artículo sobre “la desigualdad este año”. En él, aplico el coeficiente Gini, una medida matemática de desigualdad en un conjunto de números, a los porcentajes de victorias y derrotas de los equipos. Lo hago para medir el grado de igualdad o desigualdad de cada temporada entre los equipos de cada Liga. Aquí está el informe más reciente. Como puedes ver, la temporada 2020 fue notablemente desigual en ambas Ligas. (Sí, lo sé, 2020).

A continuación presento un gráfico del Coeficiente Gini para cada Liga a lo largo de la era divisional (1969-presente). Valores más altos = más desigualdad, valores más bajos = menos.

Cuando ves un gráfico así, la única respuesta razonable es: “basura”. Demasiado ruido. Así que déjame rehacerlo. Voy a mostrarte el gráfico de nuevo, pero con cuatro cambios. Voy a dividir las dos Ligas. Voy a suavizar los datos utilizando una media móvil de tres años. Como el CBT es reciente, empezaré en 1995, el año después de la huelga. Y anotaré cuándo entraron en vigor los cuatro contratos colectivos que fijaron los umbrales del CBT.

Esto es lo que observo:

  • Hay una diferencia entre las L La Liga Americana es más desigual que la Liga Nacional. Me alegro de haberlas dividido.
  • Definitivamente hubo un mayor equilibrio competitivo inmediatamente después de la implementación del CBT en ambas L
  • Eso se disipó después de cuatro años en la Liga Nacional. Desde entonces, el desequilibrio ha aumentado constantemente. El promedio móvil de tres años del Coeficiente Gini de la Liga Nacional es ahora el más alto desde 2004.
  • El impacto del CBT duró más tiempo en la Liga Americana, probablemente porque al principio estaba más desequilibrada. En su punto más bajo, el Coeficiente Gini en la Liga Americana era el más bajo de la historia de la L Pero desde entonces se ha disparado. El nivel actual de desigualdad es el más alto desde mediados de la década de 1950, cuando había ocho equipos, con Nueva York y Cleveland como dominantes y los Senators, Orioles y A’s como perennes inútiles.

¿Son los últimos tres años una aberración? Tal vez. Pero es una gran aberración. Tal vez sea sólo una coincidencia que el declive del equilibrio competitivo haya coincidido con la imposición de una penalización en el draft, un impuesto del 50% en tres años, y un umbral que ha crecido a un ritmo de sólo el 2% anual. Tal vez.

En cuanto al objetivo de restaurar el equilibrio competitivo, el CBT funcionó. Durante un tiempo, al menos. Hizo que ambas Ligas fueran más competitivas, durante un tiempo. Tuvo su momento. Ese momento ha pasado. La actual versión del impuesto de equilibrio competitivo ha producido el menor equilibrio competitivo en la MLB en décadas. No está funcionando.

Gracias a Mark Armour y Joe Sheehan por su discusión en Twitter sobre este tema, que me impulsó a hacer esta investigación.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe