keyboard_arrow_uptop

(More information on BP En Espanol.)

Traducción por Carlos Saiz

Perfil del Jugador

Los Minnesota Twins eligieron al jugador de una escuela de secundaria local Joe Mauer con la primera selección del draft del 2001. Era un atleta de dos deportes, y era el mejor jugador de fútbol americano universitario de la clase del 2001, según la mayoría de los ojeadores de fútbol americano universitario. Los Twins lo persuadieron para que jugara béisbol con el equipo local en lugar de jugar como quarterback para Florida State.

Mauer se desarrolló rápidamente, considerando que jugaba cátcher, una posición en la que las promesas tardan mucho tiempo en desarrollarse. Llegó a las grandes ligas en 2004 cuando tenía 21 años y encajó desde el principio, bateando. 308/. 369/. 570 en 122 apariciones en el plato, como un cátcher con una buena reputación defensiva.

Desde 2005 al 2010, jugó 109 partidos o más por temporada y fue uno de los mejores jugadores de béisbol. Su peor temporada en ese periodo fue en 2007, cuando llegó a batear .293/.382/.426 en 471 apariciones al plato. Excluyendo la temporada 2007 antes mencionada, su promedio más bajo en ese periodo fue de .327, su promedio más bajo de OBP .402 y su porcentaje más bajo de slugging fue de .451. Hizo mucho contacto, bateó por un promedio alto, logró muchas bases por bolas, bateó muchos dobles y algunos jonrones, también. Además de eso, también ganó tres Guantes de Oro consecutivos como cátcher durante este periodo, de 2008 a 2010. La temporada que se destaca aquí es 2009, cuando lideró la AL en promedio (.365), en porcentaje de base (.444) y el porcentaje de slugging (.587) al mismo tiempo que bateó más del doble de jonrones (28) que en su mejor marca de carrera y ganó su segundo Guante de Oro en una posición defensiva de primer nivel. Ganó el premio MVP por mayoría.

En 2011, el gran parador tuvo que lidiar con varias lesiones y problemas persistentes. Jugó sólo 82 partidos y bateó .287/.360/.368 en 333 apariciones al plato, una excelente línea para la mayoría de los cátchers, pero por debajo de los estándares de Mauer. Volvió en forma en 2012, con un resultado de .319/.416/.446 en 147 partidos, mostrando que no había sufrido efectos perdurables de las lesiones que le acortaron la temporada 2011. Entre su ofensiva, el hecho de que haya jugado en una posición de primera categoría y su destreza defensiva, Mauer estuvo en el camino hacia el Salón de la Fama a lo largo de su carrera hasta los 29 años.

El 2013 parecía otra temporada monstruosa de Mauer hasta mediados de agosto. Estaba bateando .324/.404/.476 en 508 apariciones al plato, la típica gran línea de un perenne All Star. Luego, el 19 de agosto, mientras estaba detrás del plato, Ike Davis bateó de foul un lanzamiento de Anthony Swarzak que fue directo a la parte posterior del casco de Mauer. El backstop de los Twins se tomó unos instantes para recoger el casco, luego volvió detrás del plato y continuó recibiendo el resto del partido. Al día siguiente, sin embargo, los síntomas parecidos a una conmoción cerebral lo mantuvieron fuera de la alineación. Fue golpeado.

Mauer no ha jugado de cátcher en las ligas mayores desde ese día, dividiendo su tiempo entre primera base y bateador designado en un esfuerzo por mantenerlo en la alineación y evitar otra conmoción cerebral. Mientras que los Twins habían empezado a situar a Mauer en primera base ya en 2011 en un esfuerzo por preservar su salud y prolongar su carrera, la conmoción cerebral del 2013 hizo que ese movimiento fuera una necesidad en lugar de una medida preventiva. A pesar del cambio a la posición menos exigente del espectro defensivo, las cifras ofensivas de Mauer disminuyeron significativamente en 2014 y se mantuvieron en ese nuevo nivel más bajo en 2015 y 2016. La siguiente tabla muestra su desempeño hasta 2013 comparado con su desempeño de 2014 a 2016:

Year

PA

Primary Position

AVG

OBP

SLG

OPS+

2004 – 2013

5,060

C

.323

.405

.468

135

2014 – 2016

1,760

1B

.267

.353

.380

103

Con un bate débil, el primera base de 34 años terminó tres temporadas seguidas como un bateador de liga promedio, haciendo que las expectativas de Mauer no sean altas para la temporada 2017.

Los resultados positivos del 2017

El 2017 fue un buen año para Mauer. No bateó el tipo de línea que hizo durante su mejor momento, pero fue significativamente mejor de lo que había hecho desde la mudanza a primera base. Es hora de volver a examinar la tabla posterior, pero con el 2017 incluido como su propia línea.

Year

PA

Primary Position

AVG

OBP

SLG

OPS+

2004 – 2013

5,060

C

.323

.405

.468

135

2014 – 2016

1,760

1B

.267

.353

.380

103

2017

594

1B

.305

.384

.417

116

Volvió a incrementar su media de bateó en más de .300 para el deleite de los fans de los Twins y cualquiera que lo poseyera en ligas fantasía. También agregó más de .030 puntos a su porcentaje de embasamiento y volvió a aumentar su porcentaje de slugging por encima de .400. ¿Pero cómo lo hizo?

Year

K%

BB%

Ground

Ball %

Line Drive %

Fly Ball %

Pull %

Center Field %

Opposite Field %

2014

18.5%

11.6%

50.8%

27.2%

21.9%

22.4%

35.7%

41.8%

2015

16.8%

10.1%

55.7%

24.1%

20.2%

30.5%

37.4%

32.1%

2016

16.1%

13.7%

51.9%

26.8%

21.3%

30.8%

34.0%

35.2%

2017

13.6%

11.1%

51.6%

24.8%

23.6%

24.8%

37.6%

37.6%

Mauer redujo su tasa de strikeouts en 2,5 puntos porcentuales, poniendo la pelota en juego más a menudo. Y mientras la mayoría de jugadores en las grandes ligas intentaban jalar la pelota, golpearla al aire y golpearla con fuerza a expensas del promedio de bateo y la tasa de strikeouts, Mauer envió la pelota al suelo con la misma velocidad que había tenido durante los últimos años mientras llevaba la pelota más a menudo al centro y al campo opuesto, bateando para un promedio más alto y a expensas de su potencia de home run.

Lo que estuvo mal en 2017

No mucho salió mal para Mauer en 2017. Sí, sólo bateó siete jonrones, mientras que parecía que cada jugador de segunda base de tamaño inferior bateara por lo menos 20. El hecho de que haya sido un mejor bateador que el promedio de jugadores a sus 34 años y después de tres temporadas consecutivas como un bateador promedio, debe considerarse un éxito.

Qué esperar en 2018

Los Twins extendieron a su héroe local una prórroga de contrato de 184 millones de dólares por ocho años antes de la temporada 2010, pagándole a Mauer 23 millones por año desde 2011 hasta 2018. Eso hace que el 2018 sea la última temporada de Mauer bajo ese contrato y la última temporada de Minnesota con un compromiso financiero hacia él. Antes de su temporada 2017, era fácil imaginar un escenario en el que fuera jugador de banquillo en 2018. Eso parece mucho menos probable ahora, aunque su edad le hace correr el riesgo de un descenso de rendimiento o problemas de salud, mientras que su potencia sigue estando muy por debajo del estándar para los esquineros. Los Twins, bajo una nueva directiva relativamente nueva, pueden optar por un jugador de primera base con mayor potencia en un intento de construir sobre su aparición en los playoff de 2017, con el objetivo de complementar su joven núcleo de jugadores con chicos que podrían ser sólidos colaboradores durante los años que están por venir.

La Grandeza del Más Allá

Tal como está ahora, Mauer será un agente libre después de la temporada 2018. Hay demasiadas variables para adivinar lo que ocurrirá o debería suceder en ese momento. ¿Será tan productivo en 2018 como lo fue en 2017? ¿Estará sano en 2018? ¿Cómo será el mercado para un jugador de primera base de 36 años con buenas habilidades de embasarse? ¿Considerará Mauer seriamente la jubilación? ¿Estarán los Twins dispuestos a barajar la idea de que su héroe local juegue para un equipo diferente? ¿Dónde encaja con el joven núcleo de Minnesota? ¿Estaría Mauer dispuesto a fichar con otro equipo, renunciando a la idea de ser un Twin de por vida? No hay manera de responder a ninguna de estas preguntas de forma creíble en este momento. Sin esas respuestas, tratar de predecir lo que hará Mauer en 2019 y más allá es una tarea condenada al fracaso.