keyboard_arrow_uptop

(More information on BP En Espanol.)

Traducción por Marco Gamez

El año pasado, Sam Miller escribió sobre el límite mínimo de entradas lanzadas. Señaló que el número de lanzadores que califican para el título de ERA había caído precipitadamente en la misma forma en que las entradas por apertura de cada pitcher han disminuido. Explicó las causas y propuso una solución.

Para calificar al título de ERA, un lanzador debe lanzar una entrada por cada partido que jugó su equipo. Eso significa que los lanzadores deben compilar generalmente 162 entradas por temporada desde el año 1961 (liga americana) o desde 1962 (liga nacional). Antes de eso, cuando los calendarios eran más cortos, el estándar era 154. Un estándar mínimo para calificación al título de ERA es similar al estándar mínimo para la calificación al título de bateo, que es 3.1 apariciones al plato por partido jugado por un equipo. (Hay una diferencia: una de las reglas más oscuras del béisbol establece que los bateadores que no califican para el título de bateo pueden calificar si se le suman apariciones al plato en el que no hicieron hit, alcanzando así el estándar mínimo. Los lanzadores no cuentan con una regla similar para optar el título de ERA.)

La norma de calificación para el ERA, sin embargo, cubre más que el ERA. Para estadísticas contables, como victorias o ponches o cuadrangulares permitidos, un límite mínimo no es relevante. Incluyendo los partidos jugados hasta el martes, Brad Peacock, quien no clasificará para el título de ERA este año (tiene 121 entradas), suma 153 ponches. Julio Teherán, que ya está clasificado (175 1/3 entradas), tiene 143 ponches. Pero no dejamos de valorar el total de ponches de Peacock porque no haya lanzado 162 entradas.

Pero para las estadísticas de ratio, el número de calificación para el ERA si es relevante. Y las estadísticas de ratio son generalmente más informativas que las estadísticas de conteo. Nos fijamos en el ERA de un pitcher, no en su total de carreras limpias permitidas. Generalmente estamos más interesados ​​en los promedios de ponches, bases por bolas y jonrones permitidos que en los totales generales por cada lanzador. Los jugadores de fantasía se preocupan más por WHIP que por el total de corredores permitidos. Las fórmulas de valoración del lanzador utilizan FIP y DRA. La línea de calificación de esta demarcación es la que determina si un lanzador es relevante para ser incluido en nuestras discusiones de los líderes de la liga.

Y eso es justo, claramente Kenley Jansen tiene una relación K / BB superior (14.4) a Corey Kluber (7.4). Ambos son lanzadores increíbles, pero Jansen probablemente lanzará menos de 70 entradas esta temporada, mientras que Kluber superará los 200. No se enfrentan a exigencias similares, por lo que sus estadísticas de ratio serán diferentes. Eso estaría bien si el número de lanzadores calificados para optar por título de ERA se mantuviera constante cada temporada. Pero no ha sido así.

Aquí están los totales por temporadas desde 1962, cuando ambas ligas comenzaron a exigir el mínimo de 162 entradas para el título de ERA (esto es incluyendo los juegos de 2017 hasta el 19 de septiembre):

Pero usted es lo suficientemente inteligente como para decir: "Espera, no puedes hacer eso. Sí, estamos en camino para más lanzadores calificados para el título de la ERA este año que en 1966, con un conteo de 65 a 62. Pero hay el doble de equipos que en 1966”. Así que veamos los calificados para el títtulo por temporada por equipo. Eso cuenta otra historia.

Y esta es una historia que se ha estado desarrollando desde, mejor dicho, eternamente.

Hubo menos calificados para el título de ERA por equipo en el 2015 que en cualquier otra temporada. Y de nuevo en el 2016. Y, con toda seguridad, de nuevo en el 2017. Hasta 1990, ningún equipo contaba con menos de tres lanzadores que calificaban para el título de ERA. Desde entonces, ha sucedido en 19 de 28 temporadas. Pero eso no es todo.

Nuestro ex compañero de trabajo en BP, John Choiniere, preguntó recientemente: "¿Qué tan común o poco común es que un equipo no tenga lanzadores calificados para el título de ERA?" Dos colegas actuales de BP, Harry Pavlidis y Rob McQuown, encontraron una lista de 13 equipos cuyos lanzadores no calificaban para el título. Aquí están esos equipos, junto con algunas estadísticas pertinentes:

Año

Equipo

V-D

ERA Lanzador Inicial

Ranking

DRA Lanzador Inicial

Rank

WARP

1957

Kansas City A’s

59-94

4.06

7/8

4.53

7/8

+5.4

1995

St. Louis Cardinals

62-81

4.90

13/14

4.92

11/14

+15.4

1996

Oakland A’s

78-84

5.57

11/14

5.97

13/14

+0.3

1997

Oakland A’s

65-97

5.94

14/14

5.55

11/14

+3.8

1998

St. Louis Cardinals

83-79

4.37

7/16

5.61

14/16

+1.4

2006

Tampa Bay Devil Rays

61-101

4.96

10/14

5.35

13/14

+3.7

2009

Cleveland Indians

65-97

5.30

13/14

5.31

13/14

+9.9

2012

Colorado Rockies

64-98

5.81

16/16

5.96

16/16

-8.7

2013

Houston Astros

51-111

4.72

13/15

5.08

14/15

-5.5

2015

Colorado Rockies

68-94

5.27

15/15

5.57

14/15

-8.2

2016

Pittsburgh Pirates

78-83

4.67

11/15

5.05

9/15

+8.1

2017

Chicago White Sox

60-90

5.08

13/15

6.03

15/15

+0.3

2017

Cincinnati Reds

66-85

5.59

15/15

6.13

15/15

-2.2

Repasemos esos equipos.

1957 Kansas City A's. Líder del equipo IP: Ned Garver, 145 1/3. Durante los primeros 95 años de la Liga Americana, este fue el único equipo sin un lanzador calificado para el título. Garver y Tom Morgan (143 2/3 IP) se acercaron. En este, el tercer año del equipo en Kansas City (se mudó a Oakland en 1968), solamente dos lanzadores tuvieron más de 20 comienzos: Garver con 23 y Alex Kellner con 21. Ralph Terry era tercero con 19; el derecho de 21 años pasaría otro año y medio en Kansas City antes de ser cambiado a los Yankees, para quienes compiló un ERA de 3.44 en 1.198 entradas. Esto ocurrió cuando los A’s eran prácticamente una cantera para los Bombarderos.

1995 St. Louis Cardinals. Líder del equipo IP: Mark Petkovsek, 137 1/3. Dos puntos. Primero, se trataba de una temporada reducida debido a una huelga, por lo que no tome muy en serio el déficit de 5 2/3 entradas de Pekovsek. Segundo, ¿Mark Petkovsek? Esta fue la única temporada en su carrera de nueve años y 390 partidos en la comenzó más de 10 partidos. Joe Torre, mánager de este equipo, fue despedido con un récord de 20-27. Fue una temporada extraña.

1996 y 1997 Oakland A's. Líder de equipo IP: Don Wengert, 161 1/3 (1996), 134 (1997). Aunque Wengert tuvo una carrera de siete años, las temporadas de 1996 y 1997 representaron más de dos tercios de sus entradas de carrera. En cuanto a los A's, 1997 fue el punto más bajo de su reconstrucción. Después de la temporada de 1997, Billy Beane fue nombrado director general. Ganaron 65 partidos en 1997, 74 en 1998, 87 en 1999, y ganaron la división con 91 victorias en el 2000.

1998 St. Louis Cardinals. Líder del equipo IP: Kent Mercker, 161 2/3. Y Todd Stottlemyre tuvo 161 1/3, por lo que estuvieron cerca de calificar. Este, por supuesto, era un buen equipo, con un récord ganador. Probablemente recuerde que Mark McGwire conectó 70 jonrones para este club. Probablemente no recuerde que el quinto lanzador con más entradas lanzados en el club fue el antes mencionado Mark Petkovsek.

2006 Tampa Bay Devil Rays. Líder de equipo IP: Scott Kazmir, 144 2/3. Kazmir se lastimó y no lanzó después del 22 de agosto. El segundo abridor, Casey Fossum, tuvo su última apertura el 29 de agosto. El novato James Shields tuvo la tercera mayor cantidad de entradas lanzadas, pero no fue ascendido hasta finales de mayo. Así que fue más un problema de tiempo que de ineficiencia por parte de los lanzadores, aunque los (Devil) Rays eran ciertamente un mal equipo. Pero no por mucho tiempo: Sorprendentemente fueron los campeones de la Liga Americana dos años más tarde.

2009 Cleveland Indians. Líder del equipo IP: Cliff Lee, 152. Los Indians tuvieron otros cinco abridores que lanzaron entre 121 2/3 y 128 1/3 entradas. Pero nadie comenzó más de 24 partidos. Lee hubiera superado fácilmente las 162 entradas, pero fue cambiado con Ben Francisco a los Phillies por un grupo de jugadores que incluía a Carlos Carrasco. Lee lanzó sus últimas 79 2/3 entradas del 2009 para los Phillies, luego otros 40 1/3 en la postemporada.

2012 Colorado Rockies. Líder del equipo IP: Jeff Francis, 113. Sí, con 113 entradas lideró al equipo. Y nadie más llegaba a las 100. Obviamente, no estuvieron cerca de 162. Esta fue la temporada en que el equipo usó una rotación de cuatro hombres, limitando cada abridor a 75 lanzamientos por partido. Adoptaron esta estrategia en junio, cuando sus lanzadores eran pésimos. Después del cambio, siguieron siendo pésimos. Pero los abridores terminaron con menos entradas.

2013 Houston Astros. Líderes de equipo IP: Dallas Keuchel y Lucas Harrell, 153 2/3. Y Erik Bedard lanzó 151 entradas. Éste era, por supuesto, un equipo reconocidamente malo que estaba en proceso de reconstrucción. Sea lo que sea, parece que funcionó.

2015 Colorado Rockies. Líder de IP de equipo: Jorge De La Rosa, 149. Este, me parece, fue el momento donde las cosas cambiaron. A partir de entonces, cada equipo sin un lanzador calificado para el título de ERA tenía una excusa, sea por ausencias o ineptitud total. Los Rockies, sí, lanzaron en Coors Field y fueron malos y todo, pero sus dos mejores abridores, De La Rosa y Kyle Kendrick, hicieron 26 y 27 salidas, respectivamente. Si hubieran promediado 6 1/3 entradas por partido, hubiesen llegado a 162 entradas. Pero no lo hicieron. De La Rosa promedió 5 2/3 entradas por inicio, Kendrick 5 1/3. Es difícil alcanzar 162 entradas de esa manera.

2016 Pittsburgh Pirates. Líder del equipo IP: Jeff Locke, 127 1/3. El segundo jugador con más entradas lanzadas fue Juan Nicasio, con 118, y era principalmente un relevista. Este equipo tuvo muchas lesiones, y Locke fue sin duda su abridor más débil (Francisco Liriano confirma esto), pero necesitaban que alguien lance esos partidos.

2017 Chicago White Sox. Líder de equipo IP (hasta la fecha): Derek Holland, 135. Sí, son un equipo malo. Sí, están en medio de una reconstrucción. Sí, enviaron a José Quintana al otro lado de la ciudad, y ya sobrepasó las 162 entradas en total. Pero han habido bastantes equipos malos que cambiaron a su mejor lanzador y aun así tuvieron un lanzador que calificaba para el título de ERA. Los Red Sox del 2014, con récord de 71-91, cambiaron a Jon Lester y todavía consiguieron 170 1/3 entradas por parte de Clay Buchholz.

2017 Cincinnati Reds. Líder del Equipo IP (hasta la fecha): Tim Adleman, 122 1/3. Antes de decir: "Pero son históricamente malos", los Mets de 1962 sufrieron 120 derrotas y tuvieron un ERA peor que cualquier otro equipo de la liga por media carrera, y aun así tuvieron tres lanzadores calificados.

***

Parece que el uso actual de lanzadores – aperturas más cortas, más entradas lanzadas por relevistas – continuará erosionando el número de lanzadores que califican para el título de ERA. En equipos pobres, o aquellos golpeados duramente por lesiones, no tener ningún calificado al título probablemente se convertirá en la norma.

¿Qué diferencia hace? A medida que el club de lanzadores calificados para el título de ERA se vuelve más exclusivo, nuestras comparaciones captan menos lanzadores. En su artículo, Miller propuso cambiar el estándar de calificación al título a 130 entradas. Bajo ese estándar, Clayton Kershaw (149 IP), Jacob deGrom (148), Michael Fullmer (159), Carlos Carrasco (146 1/3) y Steven Wright (156 2/3) estarían entre los 25 primeros en ERA de la temporada pasada. Los 25 peores hubieron cambiado completamente. Si revisamos a ese grupo encontramos que de los 25 lanzadores con al menos 130 entradas lanzadas y una ERA sobre 4.65, sólo 12 registraron 162 entradas

En total, el conjunto de lanzadores calificados para ERA se expandiría de 74 a 106, un promedio de 3,53 por equipo. Si ese número le suena alto, tenga en cuenta que entre 1901 y 1976, hubieron más de 3,53 lanzadores calificados por equipo en todas las temporadas, excepto en 15 de ellas. Un conjunto de datos más sólidos proporcionaría comparaciones más sólidas. O, como dijo Miller, con respecto al umbral de 162 entradas: "Si el objetivo es juntar a todos los lanzadores para armar una table de posicionamiento o comparación estadística, entonces, deberíamos ajustarlo para incluir a todos los lanzadores regulares de cada equipo.”